Cómo escoger una carretilla elevadora de segunda mano

Cuando surge la necesidad de adquirir una carretilla elevadora siempre aparece la idea de una carretilla elevadora de segunda mano o una carretilla elevadora de ocasión. Esta siempre es una buena opción, ya que no solo es más rentable que adquirir una nueva, sino que además le permite escoger entre varios modelos dependiendo de si el uso que se le va a dar es más ocasional que continuo. Sin embargo, es difícil escoger entre tantos modelos de carretillas elevadoras: transpaleta eléctrica, transpaleta manual, apilador eléctrico, retráctil, entre otras. Y se complica aún más cuando hay que elegir entre diferentes precios que varían mucho unos de los otros.

 

Por ese motivo, planteamos a continuación una serie de puntos clave a tener en cuenta a la hora de escoger una carretilla elevadora de ocasión:

 

1. Qué trabajo va a realizar

El primer paso a la hora de decidir qué tipo de carretilla necesita es saber cuál es el trabajo que va a desempeñar, puesto que no es lo mismo descargar un camión con una carga de 5.000 kg que mover unos palés de fruta por el almacén. Además, hay que tener en cuenta la altura a la que se va a colocar la mercancía y las dimensiones del espacio de trabajo donde tiene que maniobrar la máquina.

 

2. En qué espacio va a trabajar la carretilla elevadora

Si el trabajo se va a desempeñar en un lugar interior, como puede ser un almacén, se recomienda una carretilla eléctrica, ya que no genera polución en el ambiente. En caso contrario, puede ser eléctrica o térmica, ya que al estar en el exterior el polvo que expulsa la carretilla no es un problema.

 

3. Qué modelo de carretilla es el que mejor se adapta a mis necesidades

En ese caso, lo mejor es dejarse asesorar por un profesional de confianza de la empresa de alquiler o compra de carretilla de segunda mano. Hay que tener en cuenta que una contrapesada puede ser muy útil para mover mercancías en interior y exterior y un apilador puede ser más que suficiente para colocar cargas en diferentes estanterías con diferentes alturas

 

4. Alquilar o comprar una carretilla de ocasión

La decisión final sobre si comprar o alquilar una carretilla elevadora de ocasión va a depender del uso que se le dé a la máquina. Si va a ser continuo, es mejor decantarse por la compra, pero si se trata únicamente de picos de trabajo, es preferible el alquiler.

 

5. Probar antes de comprar

En Toyota Material Handling tenemos un servicio online de Try&Buy que le permite al cliente probar la carretilla antes de comprarla. Únicamente es necesario pagar el primer mes y los gastos de envío. En caso de que decida quedarse con ella, el siguiente mes tendrá que abonar el resto. Por el contrario, si decide devolverla, solo tendrá que abonar los gastos del transporte de devolución.

 

6. Asegurarse de que tiene garantía

Todas las carretillas elevadoras de segunda mano de Toyota son de calidad garantizada. Esto significa que se someten a un mantenimiento completo, utilizando solo recambios originales de Toyota y BT; se reacondicionan individualmente hasta obtener un estado óptimo y se dotan de niveles de garantía que aseguran un determinado estado.

 

7. Saber el año de fabricación y las horas de trabajo 

Para garantizar que la carretilla todavía tiene una vida útil y una futura disponibilidad de recambios, se debe tener en cuenta el año de fabricación de la máquina, teniendo en cuenta que no sea demasiado antigua. Referente a las horas de trabajo, es importante poner especial atención al número que acumula en función del uso que se quiera hacer de la máquina y del precio de venta que tiene. En este caso, se podría realizar un símil con la compra de un vehículo y sus kilómetros. Esta información debe proporcionársela el vendedor, ya que es un determinante para el precio final.

 

¿Sigue sin tenerlo claro? No se preocupe, nuestro equipo comercial estará encantado de atender todas sus dudas y aconsejarle sobre cuál es la carretilla de segunda mano que mejor se adapta a sus necesidades. ¡Póngase en contacto con nosotros sin ningún compromiso!