Potente, eléctrica, Toyota. Así es la nueva contrapesada eléctrica Traigo80

Hasta ahora, si hablábamos del uso de carretillas elevadoras en las cadenas logísticas, se establecían dos categorías: las eléctricas para cargas ligeras y las carretillas con motor diésel para las cargas más pesadas, aunque es algo que va a cambiar a partir de ahora.

 

En Toyota Material Handling nos gusta innovar en nuestros productos. Fuimos los primeros en creer en el vehículo híbrido y en ponerlo en el mercado, adelantándonos a una tendencia que hoy es general. Cuando pensamos en una carretilla elevadora contrapesada 100% eléctrica que pudiera ser alternativa a las diésel para el manejo de cargas pesadas, no pensamos que era algo imposible de alcanzar, sino que era un reto que aceptábamos y que conseguimos. De este desafío nació Traigo80, una carretilla elevadora que viene a revolucionar el mundo de la logística por su potencia, versatilidad, diseño compacto y facilidad de manejo.

 

Las necesidades logísticas han crecido exponencialmente en los últimos años, paralelamente a la irrupción del comercio electrónico. Esto obliga a fabricantes y a operadores logísticos a adaptarse a un entorno más exigente en tiempos y en precios, con lo que cualquier mejora en la eficiencia es un avance importante.

 

Además, los objetivos mundiales de reducción de emisiones de CO2 en la lucha contra el cambio climático hacen que los consumidores, clientes y legisladores sean cada vez más exigentes en este campo.

 

Traigo80: La potencia eléctrica que nunca imaginaste, al servicio de la rentabilidad.

 

Las carretillas contrapesadas Traigo80 disponen de motores eléctricos de 80 V que les permiten manejar con soltura y agilidad cargas de 6 a 8 toneladas, algo que hasta ahora estaba reservado a las carretillas motorizadas diésel.

 

Hemos trabajado duro para ofrecer a nuestros clientes una carretilla que les permita aumentar entre un 20 y un 25% su eficiencia energética. El secreto: Su cuidado diseño, que son mucho más pequeñas, eficientes y potentes que las tradicionales de plomo-ácido.

 

Las Traigo80 ofrecen extraordinarias prestaciones en velocidad y capacidad de elevación, además de muchas otras ventajas exclusivas de Toyota:

– Sistema automático de estabilización (SAS): Una serie de sensores detectan cualquier riesgo de inestabilización de la carga y el cerebro electrónico de la Traigo80 actúa automáticamente para minimizarlo.

– Sistema I_Site exclusivo de Toyota: La conectividad inalámbrica de la carretilla permite a los gestores de logística controlar todos los parámetros importantes de uso de la misma, como tiempos de operación, monitorización de cargas, estado de las baterías, avisos de mantenimiento… Todo disponible en cualquier dispositivo gracias a la app móvil que hemos desarrollado para ello. ¡Controla tu flota de un vistazo!

– Cabina flotante: La cabina de la Traigo80 es flotante (como las de los camiones), lo que incrementa el confort y la seguridad del operador.

– Cabina protegida con visión panorámica: Tanto si trabaja en interior como en exterior, la Traigo 80 dispone de cabinas cerradas que aíslan del ruido y de los elementos meteorológicos, permitiendo una mayor visión en altura que muchas carretillas convencionales.

– Silenciosa: Los motores eléctricos son mucho más silenciosos que los diésel, por lo que la reducción del ruido ambiental en el lugar de trabajo es considerable.

– Bajo mantenimiento: Los motores eléctricos tienen un mantenimiento mucho menos exigente que los diésel. Además, las baterías están alojadas en un compartimento accesible con facilidad, lo que permite su reemplazo rápido in situ.

 

Todas estas y muchas otras innovaciones tecnológicas y de diseño hacen de la Traigo80 una carretilla de última generación, preparada para los trabajos más pesados, y tan segura y confiable como todos los productos Toyota.

 

Traigo80 es toda potencia, toda eléctrica, toda Toyota.