Cuál es el mantenimiento preventivo de una carretilla elevadora

Para todo almacén o profesional que maneja cargas pesadas, la carretilla elevadora es su principal herramienta de trabajo, por lo que es importante asegurarse de que esté en perfectas condiciones para su uso. Con lo cual, realizar un mantenimiento preventivo es fundamental para garantizar la propia seguridad del trabajador y para la vida útil de la propia máquina. Independientemente de si la carretilla es de propiedad o de alquiler es obligatorio revisar una serie de puntos que garantizarán su buen funcionamiento.

Principales puntos a revisar

 

Siempre que se haya finalizado con el uso de la carretilla elevadora, es necesario comprobar que todo está en perfecto estado. Esto implica principalmente dos elementos básicos: la dirección y los neumáticos. Ambos son de vital importancia, ya que si no hay estabilidad puede volcarse la carga. En lo que se refiere a los segundos, no solo importa la presión de las ruedas, sino también que el dibujo no esté demasiado desgastado.

 

Otro punto a tener en cuenta es el estado de los frenos, y en especial al de mano, así como a los ruidos extraños que creamos que puedan significar una avería en la carretilla elevadora. En estos casos lo mejor es ponerse en contacto con el servicio técnico para que revisen el estado del motor, del tubo de escape y el nivel de ruido midiendo los decibelios.

 

También es importante asegurarse de que los indicadores de señalización e iluminación funcionan correctamente. Lo aconsejable es que lo lleve a cabo alguien del propio servicio técnico de la casa oficial, ya que es seguro que tiene los conocimientos específicos en seguridad y una formación acreditada.

 

Por último, hay que estar atento al desgaste que hayan podido sufrir los elementos de carga, como son las horquillas o el mástil. Para esto es importante tener siempre en cuenta cuál es la carga máxima que soporta la carretilla elevadora, ya que puede volcar el palé y ocasionar daños a la mercancía, al trabajador y a la máquina.

 

Ventajas del mantenimiento preventivo

 

Un caso omiso a cualquier anomalía en la carretilla elevadora puede suponer graves consecuencias que afecten a al correcto funcionamiento del almacén, ya que si una máquina deja de funcionar se suspende la actividad laboral, al menos hasta que se reemplace ésta temporalmente.

 

Por otro lado, se consigue que el tiempo de vida útil de la carretilla sea mucho más largo, puesto que con el mantenimiento preventivo se pueden anticipar averías futuras que podrían haber sido mucho más graves y costosas de solucionar.

 

¿Le gustaría que uno de nuestros técnicos de Servicio le hiciera un mantenimiento preventivo? ¡Póngase en contacto nosotros sin ningún compromiso!